Tipo de proyecto: Portfolio

Manuel Rangel

Diseñador gráfico, y artista visual. Asistente de producción de Raw Pop Up Miami Art Basel 2018. Creador de la serie de arte «Screen Society» (2019), expuesta en Showfields, NYC. Director de arte y cofundador de Banana Design, un estudio creativo con sede en Caracas, Venezuela. Profesor de Psicología del color, Photoshop y Diseño, en el Instituto de Diseño de Caracas Venezuela.

 

 

Irene Pressner

Valor Perdido

 

Rómulo Gallegos fue el escritor Latinoamericano más importante del siglo 20. Sus novelas describen el folklore y costumbres de su tierra, así como su enfoque sobre circunstancias socio políticas de opresión a su pueblo, temas que siguen vigentes en los tiempos actuales.

En estos ensamblajes íntimos arranco las páginas del libro ¨Novelas Escogidas¨ del mismo autor que pesa 300 gramos en total, colocándolas a manera de collage. Los textos recortados crean tensiones generadas por las sutiles letras descifradas, cargadas de un gran peso emocional.

Voy restando el valor de las hojas y denomino cada obra individualmente por el peso perdido del libro original, 298 gramos, 296 gramos y así sucesivamente hasta que solo queda la carátula como testigo silente de una sociedad que lentamente se ha ido desintegrando.

 

 

 

Rolando Peña • Fundación para la Totalidad

The Foundation for the Totality. Rolando Peña 1963-1975, celebra las contribuciones de los artistas latinoamericanos en el contexto de la escena del underground de Ia ciudad de Nueva York durante Ia década del sesenta y setenta. Concebida a través de una presentación documental, testimonial y de obras correspondientes al período que aborda la exploración curatorial (1963-1975).

La muestra teje, desde Ia figura del artista venezolano Rolando Peña, conocido como el príncipe negro, una serie de encuentros y conexiones entre las escenas del arte norteamericano y las diversas tradiciones y horizontes sensibles que aportan los artistas latinoamericanos al contexto de las prácticas artísticas alternativas del arte de Ia ciudad de Nueva York.

 

Sobre Rolando Peña

Con una importante trayectoria y premios internacionales entre ellos el Guggenheim Foundation Fellowship, Rolando Peña ha exhibido su trabajo desde 1963 en museos y galerías de Venezuela, USA, España, Francia, Alemania, participó en la Bienal de Venecia (2008) y en la Documenta de Kassel. Colaboró con destacados escritores de teatro, intelectuales y curadores como Andy Warhol, José Ignacio Cabrujas, Allen Ginsberg y Pierre Restany, entre otros.

En 1965, Peña creó con el escritor de teatro José Ignacio Cabrujas en Venezuela el primer espectáculo multimedia de América Latina: “Testimonio” y “Homenaje a Henry Miller” y en 1966, participó en Nueva York, en “The Illumination of the Buddha” con Allen Ginsberg y Timothy Leary (primer espectáculo psicodélico). En 1967, Peña actuó en varias películas de Warhol como parte de “The Foundation for the Totality”, grupo fundado y dirigido por Peña.

Erika Ordosgoitti

Erika Ordosgoitti  (Venezuela, 1980) Vive y trabaja entre Caracas y Bogotá. Es licenciada en Artes Plásticas con especialidad en Medios Mixtos del Instituto Universitario de Artes Plásticas Armando Reverón en Caracas. Ha obtenido diferentes distinciones como el Premio Artista Joven, Fundación MISOL para las Artes, Bogotá, (2014); Primera Mención de Honor, Salón SuperCable de Jóvenes con FIA, Caracas (2011); Mención honorífica, 34 Salón Nacional de Arte Aragua, Maracay (2009); y el Premio Universitario, Primer Salón Nacional de Arte Universitario, Caracas (2009). Ha exhibido su trabajo en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas y el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, así como en múltiples galerías privadas. Es coproductora y curadora de la Bienal Internacional de Performance de Caracas, directora general de P3 Plataforma para Performance y directora de El Avispero Artist Residency en Venezuela.
 
STATEMENT 
Realizo mi trabajo a través de declaraciones de libertad, dando testimonios de actos de autonomía. Procuro detonar situaciones de incomodidad moral desde el cuerpo, señalándolo como espacio social en pugna, lugar de resistencia y primer vehículo de emancipación y empoderamiento. Entiendo la performance como la forma más abstracta y políglota de poesía, por lo que mis videos y fotografías están pensados alrededor de la acción. La actividad performativa impregna las imágenes que ofrezco como dispositivos, evocando y propiciando acontecimientos de reconocimiento de la propia vulnerabilidad como metodología de fortalecimiento. Tal vez la influencia más fuerte tiene su raigambre en la escuela de la que egresé como licenciada en Artes Plásticas mención MixMedia, en la que al performance se le consideraba una acción alejada de todo engaño, gracia o habilidad. Tal ontología se me presentaba como un reto. En la actualidad aún huyo de la representación aunque no escapo de ella. Hago uso de las redes sociales y de internet en general como plataforma de distribución de la obra y estudio los mecanismos de censura que se manifiestan en esa dinámica. Juego con el escándalo, el asco, la tensión, la aversión, la incomodidad, el choque, el desparpajo y la carcajada.
 

Mónica Hernández • Ausencia

Ausencia

Mónica Hernández

Video Instalación

Esta obra busca a través del silencio y la mirada volver a contar la historia de doce de las madres, e hijos, víctimas de ejecuciones extrajudiciales de Soacha y Bogotá, quienes protagonizan esta video instalación. Ausencia es un llamado a no olvidar, a creer y a reconocer que estas atrocidades, no fueron hechos aislados y que si ocurrieron en nuestro país. Un país en el que cada día miles de madres viven el dolor de la ausencia de sus hijos, de la ausencia del estado, quien aún no ha hecho justicia y quien aún hoy no las ha reconocido como víctimas ni a sus hijos como inocentes.

Es una obra que nos vuelve protagonistas, como sociedad, por la ausencia de nuestro apoyo y de nuestra responsabilidad que permite que sus vidas caigan en el olvido. Al olvidar e intentar ignorar lo sucedido todos nos convertimos en cómplices de un Estado atroz y nuestra posición deja abierta la posibilidad de que esta tragedia vuelva a suceder. Mientras no sean nuestros hijos o familiares, olvidar es lo más fácil. Si, nosotros los hemos olvidado. En un país cuya población parece no tener memoria o que prefiere ignorar lo sucedido, estas mujeres luchan porque sus hijos no sean olvidados. Nuestra indiferencia hace que sus hijos, y con ellos ellas, mueran una y otra vez. “Ausencia” rompe el silencio y aunque sutil, ella grita que no podemos ignorar que Colombia es el país con más desapariciones forzadas del continente americano. Nuestras cifras de desaparecidos superan cualquier dictadura de Latinoamérica y nuestra realidad es aún más perversa que cualquier dictadura ya que todo sucedió bajo un gobierno democrático. En definitiva, Ausencia habla sobre esa verdad incómoda que nadie quiere escuchar.

Nina Dotti • Yo Soy venezuela y tengo derecho a

NINA DOTTI (Caracas, 1968.) Dotti es egresada de Historia del Arte y estudios museológicos en la Universidad José María Vargas en Caracas-Venezuela, y obtuvo su especialización en Museología en el año 2003. Fue la Directora y Fundadora de la Fundación Arte Emergente (FAE) desde 1996 hasta 2006, organizó y dictó talleres de fotografía en la Organización Nelson Garrido (ONG), también en Caracas desde 2004 hasta 2006. Fundadora y Directora de Arts Connection Foundation en Miami desde 2006 por más de una decada. Dotti ha participado en varias exposiciones colectivas y ferias internacionales. Presentó Miss “W” en el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá (MACBO) en 2016, y en el mismo año fue su más reciente exposición individual P.M.S Lounge en el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (MACZUL) en Venezuela. Vive y trabaja en Miami-Florida, EEUU.

“Yo soy Venezuela y tengo derecho a” es un performance participativo multiplataforma  nacido en el sector artístico y cultural, impulsado por la creadora y performancista Nina Dotti, cuyo objetivo es buscar la activación de la comunidad internacional para emitir un mensaje sobre Venezuela que esté fundamentado en una denuncia, en el aporte de ideas, esperanzas y generación de nuevas expectativas sobre el país. Busca, de la misma manera, ser un  registro de la situación que vive el país en el contexto actual y canalizar las movilizaciones sociales en la demanda de espacios democráticos. El movimiento cobra una relevancia fundamental en momentos en los que priva la censura, el golpe a la libertad de expresión y el libre pensamiento como una forma de control de la sociedad.